lunes, 11 de junio de 2007

Una linda llamada

El viernes estaba muerta de cansada y con mucho frío por lo mismo me acosté como buena niña muy temprano.
Estaba soñando cosas lindas cuando a lo lejos escucho el celular y grande fue mi sorpresa al comprobar que era él, mi Ángel.
Deben ser unos cuatro años que no escuchaba su voz y a pesar que eran las cuatro de la mañana, no me importo.
No pude evitar retroceder 17 años atrás y recordar el primer día que lo vi.
recuerdo que como hombre no me mato, pero tenia algo que me llamo la atención.
Ese día él llego cuando todos estábamos listos para salir a entrenar, se unió al grupo, trabajo en equipo pero termino el entrenamiento y se fue.
Después solo lo veía en las carreras (de ciclismo) y por lo general era siempre igual, llegaba, competía, esperaba las premiaciones (por lo general ganaba) y se iba.
Paso el tiempo y como era un muy buen deportista lo contrataron para competir profesionalmente y se fue.
Yo creo que por lo mismo fue más grande mi sorpresa cuando después de dos años o sea cuando ya tenia 17 años, un día en el velódromo me vio, se acerco, me saludo y se puso a conversar.
¡¡Me mato!!
Desde ese día no nos separamos, comenzamos a salir y luego a pololear, al principio mis papas estaban felices, pero mi entrenador no le tenía mucha buena y se encargo de ponerlo mal con ellos, cuento corto nunca más quisieron verme cerca de él.
Dicen que los padres no se equivocan y les hice caso, termine con mi Ángel pero igual seguimos en contacto a pesar que se fue fuera de Chile.
Paso el tiempo, y comencé a pololear con otra persona, que se hizo querer, pero mi Ángel siempre ahí, esperando una oportunidad.
A pesar de querer mucho a mi Ángel, mis papas me convencieron que mi nuevo pololo era buen chico, responsable, trabajador, esforzado y serio, así que me convencí y termine por encariñarme y aceptar lo que tenía enfrente, después de todo mi Ángel estaba en España.
Pasaron los años (siete) y después de muchas desilusiones y un embarazo de 6 meses mi Ángel llego a Chile, me llamo y lo primero que me pregunto es si estaba soltera y sola, no le mentí, efectivamente estaba sola pero no fui capaz de contarle que embarazada.
Después de dos semanas en que insistía en verme, me decidí a enfrentarlo y contarle en la cara mi situación, casi se muere, no lo podía creer pero ya no había nada que hacer.
Lo volví a ver cuatro años atrás y me contó que estaba casado, fue lindo por que a pesar de tener nuestras vidas hechas y caminos distintos, recordamos nuestro romance casi como Romeo y Julieta, con mi familia que no lo quería y que cada vez que me llamaba tenia que cambiarse el nombre o bien esperarme escondido en la esquina de mi casa.
El viernes en la madrugada volvió a aparecer (menos mal que existen los celulares y que mantengo el mismo Nº) pero ahora la cosa es distinta, esta separándose, esta mal tiene mucha pena y dos hijos por quien tratar de arreglar las cosas, trate de aconsejarlo y le dije que diera todo lo que más pueda, por que los hijos son siempre una buena razón para que los padres estén juntos.
Se que lo nuestro ya fue y estoy convencida que no sera más y tengo claro que jamás haría algo que le hiciera daño, no soy y no seré la causa de su separación. Pero debo reconocer que en el fondo de mi alma siempre, siempre he guardado una esperanza de que algún día la vida nos vuelva a juntar.
No creo que sea esta la ocasión, ambos tenemos cosas que solucionar y heridas que sanar, además no estamos solos y no puedo evitar pensar en ellos.

9 comentarios:

Tricia dijo...

Uuuuuuuuuuuuuuyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!!
Que emoción!!!
Pucha, mmmm...
no puedo hablar más de la cuenta por aquí, pero pucha que te entiendo mujer...
El Amor, cuando es verdadero, de adentro, con el alma, con el espíritu, no sé acaba nunca... pueden pasar millones de cosas, pero ese sentimiento tan profundo, sigue intacto, como si se hubiese detenido el tiempo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
:)

Alvaro dijo...

Oye Marce, no creo que los hijos sean un motivo para seguir junto a la pareja, de hecho el amor es lo mejor para la constitución de la familia. Es cierto que los hijos sufren, pero crecen y se van... ¿y tu felicidad que? Es un tema complejo y debatible.
Ok. Yo lo contacto y lo ayudo, si resulta algo bien, si no, bien también, pero no quedarás con las sensación de que no hiciste nada.
Un abrazo.

Marce dijo...

Tricia al igual que tú, creo que el verdadero amor nunca muere, pero hay procesos que se deben respetar y en eso estoy.

Álvaro
Gracias, eres muy tierno en ofrecer tú ayuda. Pero sabes yo creo que por los hijos y por una tranquilidad personal, uno tiene que hacer todo lo que más pueda para que un matrimonio no se destruya, ahora si aun con todo el esfuerzo que se hizo las cosas no funcionan, no queda otra que separarse, pero con la conciencia tranquila y sin culpas.
Creo que esa es la única forma de poder después rehacer la vida.

Saludos

Anita dijo...

Marce

Lo primero que se me vino a la mente fue:

(con tu permiso)

Chucha que nervios!!!
Por la cresta, cuántas veces más tendrán que esperar para estar juntos??

......

La vida da oportunidades y por lo que veo a ustedes les ha dado varias, para estar juntos.

A veces el amor es tan fuerte que pueden pasar años, nacer muchos hijos, tener el mejor marido o la mejor esposa y en un rincón del corazón siempre, digo SIEMPRE, existirá ese alguien que te hizo sentir verdadero amor.

Un abrazo, linda!

Y no te sientas culpable por la separación del Angelito.


Ay!!!!!! Te juro que me llega a saltar el corazón de alegría y nervios......

jajajajajajaja


Anita.

giovanna dijo...

woa me iamgino esa emocion de volver a escuchar su voz aaaa
pero supongo que por algo pasan las cosas y lo bueno que (suena cruel) se queda la amistad.
a todas nos pasa siempre hay alguien que nos marca.

Vero dijo...

Que linda pero triste historia, creo que tienen muchas posibilidades aun de terminar juntos algun dia, pero si te opuedo dar un consejo es que te alejes por ahora, hasta que el solucione sus problemas, si ya has esperado tanto tiempo, esta claro que puedes esperar un poco mas, no te transformes en el complemento que no le da su esposa, dejalo solo, que supere todas las etapas, y solo cuando haya sanado todas las heridas, ahi debes estar tu para entrar a jugar a la cancha.

Un Beso.

Alejandra dijo...

Hola Marce... que historia!!!! uno nunca sabe las vueltas que da la vida, asi que sigue ilusionandote porque la vida sin ilusiones no es vida........ Gracias por visitar mi blog, por aqui nos seguiremos viendo seguido.
Te mando un abrazo

Marce dijo...

Anita, Yo pensé lo mismo cuando escuche su voz, (Chucha!!)aun estoy con insomnio.

Giovanna, al igual que tú creo que las cosas pasan por algo, aprendí muchas cosas en este camino sola y aun sigo aprendiendo, falta mucho aun.

Vero, estoy en eso, respetando sus procesos, además que también estoy en los míos.

Alejandra, la vida da muchas vueltas por eso uno tiene que portarse bien, para que se devuelvan solo cosas buena.

Saludos

María de Lourdes dijo...

hola marce por santi llegué a tu historia, qué tierna y linda, ojalá y se den la oportunidad de quererse, calro con los años cambian muchas cosas pero igual y si se puede, no nos vayas a dejar colgados sin decirnos que siguió en la historia eh?? recibe muchos saludos desd méxico, mi nombre es lourdes, tengo 46 años, casada y profesional. saludos. lourdes